1.3.07

La oxigenación de los lagos y las lagunas

La oxigenación correcta de un lago o una laguna se realiza mediante la mezcla de sus aguas, esta mezcla se logra formando corrientes leves y continuas que evitan la estatificación de sus aguas. La estratificación es el fenómeno por el cual tenemos agua caliente en superficie y agua fría en verano. Este proceso deteriora la calidad de los lagos de uso recreativo - paisajístico por lo que debe evitarse.
Una correcta oxigenación mejora el ecosistema, clarifica las aguas y permite que el ambiente sea capaz de soportar en mejores condiciones distintos impactos, como por ejemplo el ingreso de fertilizantes.
Las corrientes de intercambio de oxígeno pueden producirse por difusores de burbujas, chorros de agua procedentes de bombas de agua o por “molinos” de paletas. Cualquiera de estos métodos logra que el agua arrastrada desde el fondo de la laguna se oxigene en el momento en que toca la superficie por difusión. A su vez se liberan a la atmósfera sustancias indeseables del agua como amoníaco. Como se desprende de esta descripción es la corriente de agua producida por las burbujas la que aporta oxígeno y libera los gases.
Los lagos de aguas verdes, en particular, deben oxigenarse para evitar la asfixia y muerte de los peces en los períodos de calor, minimizar la aparición de algas tóxicas y mejorar el ecosistema. La oxigenación correcta también mejora la transparencia de los cuerpos de agua. Esta es particularmente necesaria en ambientes que reciben con frecuencia fertilizantes. En las fotos pueden observarse los equipos de oxigenación instalados en la Asociación Argentina de Golf y en un Barrio Cerrado. Obsérvese que el mismo principio se aplica en el tratamiento de espacios amplios y reducidos.
Otros datos: www.lagosylagunas.com o correo@lagosylagunas.com