1.3.07

Aguas Verdes o Eutroficación en Lagos Privados

Un lago cuyas aguas cambian a un color verde por lo general está en proceso de eutroficación. Este proceso consiste en el ingreso al lago de nutrientes (por lo general fertilizantes) que provocan un sustancial crecimiento del fitoplancton.

El aumento de fitoplancton muchas veces es explosivo, en cuyo caso se habla de un “bloom de algas”. Estas floraciones de algas se perciben en aguas que se vuelven verdes o en manchones superficiales que tienden a acumularse en las costas opuestas al viento.

La eutrofización es seguramente el proceso más importante que afecta a lagos y embalses de todo el mundo y empieza a ser estudiado con particular atención desde los inicios de la revolución verde y la generalización de la agricultura en base al uso de fertilizantes químicos, tanto en Europa como en Estados Unidos.
La eutroficación de los lagos en los Barrios Cerrados y las Canchas de Golf es consecuencia directa del uso de fertilizantes.

Cuando el suelo es malo se acentúa el uso de los fertilizantes, con las lluvias, en los suelos arcillosos, se facilita el lavado de los fertilizantes que terminan siendo arrastrados a las lagunas. Como el suelo se lava y no retiene el fertilizante se aumenta la cantidad a aplicar y así sucesivamente.

La vida de un lago que nace junto con la urbanización de un Barrio Privado seguiría el siguiente esquema:
Etapa I: en sus primeros años se caracteriza por aguas claras, aunque algunos pueden tener problemas iniciales con sedimentos en suspensión. Estos son los años de formación del sistema biológico, si el lago no tiene manejo suele ser invadido por bosques de algas.

Etapa II: El aumento en el número de casas, y por tanto de jardines, provoca una virazón del lago a un esquema de lago de aguas verdes o de abundantes plantas acuáticas invasoras.

Etapa III: la madurez se alcanza cuando 1) se dejan de construir nuevos jardines y 2) los jardines existentes ya están suficientemente asentados como para retener eficientemente sus nutrientes. Dadas estas condiciones se reduce y estabiliza el ingreso de fertilizante al lago y este puede paulatinamente reacomodarse y alcanzar una condición de equilibrio que permiten acciones de remediación y restauración eficientes.

En la Etapa II se corre el peligro de falta de oxígeno en el agua y de florecimiento de algunos grupos de algas que son tóxicos (se ven como una pintura verde y tienen olor a gamexane) razón por la cual los lagos requieren de seguimiento, tratamiento y de sistemas de oxigenación. En la practica las acciones a tomar se deben ajustar a la situación particular de cada lago y de su cuenca.

Consúltenos en: correo@lagosylagunas.com o visite www.lagosylagunas.com